1472542626_221698_1472554828_album_normal2

 

No tire sus viejas deportivas. La pátina de lo gastado es tendencia, o al menos esto parece indicar el furor por el modelo Superstar de las zapatillas deportivas de lujo Golden Goose. Las reconocerá por su estrella, su discreto logotipo dorado y sobre todo por su estética envejecida. Inspirada en la horma de las bambas skater y de elaboración artesanal Made in Italy, no las verá nunca nuevas. Cuando se compran ya están sucias e incluso, en algunos de sus modelos, roídas y con una cinta adhesiva que falsea un uso obsesivo por ellas. Su precio, hasta 1.741 euros en sus modelos más exclusivos.

1f2g
Gracias a su éxito, esta firma veneciana fundada en 2000 por el matrimonio Alessandro Gallo y Francesca Rinaldo se encuentra en plena cresta de la ola. Inspirados en la energía de lugares como California, Nueva York o Tokio, el efecto envejecido dota de carácter y personalidad y habla de las huellas que dejan los viajes y el movimiento constante. Tras los agujeros en las camisetas, los rotos en los tejanos, el efecto envejecido en zapatos de edición limitada celebran la individualidad.

Aunque llevan meses vistiendo los pies de conocidas estrellas y chicas it, un post viral en Mashable ha abierto el debate sobre hasta que punto es ético vender a este precio un par de zapatillas que parecen viejas. En Footwearnews.com hablan incluso de “apropiación de la pobreza”.

d7c4369c-f49b-466b-97b4-79b157b20778

Los expertos en lujo coinciden de forma rotunda en que hoy el tiempo es lo más valioso. Quizá por eso el precio de estas zapatillas que parecen haber vivido siete vidas ronde los quinientos euros. ¿Cuánto cuestan días de caminatas, bailes, desenfrenos y aventuras? En un mundo en el que la moda rápida ha generado uniformidad, lo viejo y vivido promete autenticidad y busca consolar con el recibo de todo aquello que no se ha podido experimentar por una agenda demasiado apretada.