Mejora la batería, la cámara y el sonido El nuevo teléfono de Apple sacrifica los auriculares para ser más resistente

 

CIMG3620.JPG

Es difícil innovar cuando el resto de la industria ha seguido el mismo modelo y ya todos los teléfonos se parecen al primer iPhone. Desde el diseño exterior a muchas características de los móviles de Apple son ya la norma en el sector. Renovarse, sorprender, es complicado. Con la nueva hornada de iPhone 7, Apple lo ha intentado. Sin revolución pero con una clara evolución.

Participa en el sorteo de un iPhone 7

Al tomar el móvil en la mano lo primero que se percibe es que ha desaparecido la clavija de los auriculares. Un sacrificio que cobra sentido si se usan los Airpods, los auriculares inalámbricos, pero también con lo conseguido a cambio. El iPhone 7 es mucho más resistente. No se puede nadar con él, no está pensado para meterlo en la piscina, pero sí soporta una caída en un vaso, el lavabo o incluso una jornada de playa. Ni polvo ni agua lo dañan.
Lo primero que se percibe es que ha desaparecido la clavija de los auriculares. Un sacrificio que cobra sentido si se usan los Airpods


Otra consecuencia es la desaparición del botón central. En apariencia sigue ahí, pero ya no es un botón, ya no se pulsa, aunque se crea una sensación parecida. Al comenzar a configurar el iPhone hay que escoger la presión ejercida para que funcione como antes lo hacía el botón. Al eliminar los componentes mecánicos Apple consigue la citada resistencia a agua y polvo. El resultado es extraño los dos primeros días. Funciona de manera similar al panel táctil de los portátiles. Es sensible a la presión. De hecho, lo es toda la pantalla. Este va a ser un campo a explorar por los creadores de aplicaciones para crear nuevas funciones y gestos.

La pantalla tiene mejor visualización bajo el sol, es más resistente y, gracias al detector de presión, permite abrir las aplicaciones compatibles ejerciendo un poco más de fuerza. Para los recién llegados desde un iPhone anterior al 6S será una novedad a asimilar. Para los que vengan de ese modelo es un paso más en esa línea. Cuesta aprender un gesto más, pero merece la pena por la cantidad de tiempo que se ahorra.

La cámara, el punto fuerte

CUSCUS GAMBAS Y BRECOL1.jpg

El punto fuerte de esta nueva generación del móvil más icónico está en la cámara. Con mejor lente, más luminosa y doce megapíxeles que acompañan a la clave, el sensor. Tanto vídeos como fotos quedan mucho más vivos, con menos grano, especialmente en interiores. El enfoque es más rápido, incluso en vídeo.

Al eliminar los componentes mecánicos Apple consigue resistencia a agua y polvo. El resultado es extraño los dos primeros días

Capítulo aparte merece en el caso del iPhone 7 Plus, el sistema de doble lente permite hacer zoom sin pérdida de calidad. Se pasa del tele a la lente habitual con solo un toque de pantalla. Si se quieren hacer hasta 10 aumentos, se puede, pero será solo un corte sobre el original. No hay zoom digital ni tampoco extrapolación. Una decisión honesta que pretende hacer que el consumidor tenga el control total de la calidad de la foto, sin trampas.

Apple ha tomado una decisión importante al hacer que solo uno de los dos móviles cuente con esta tecnología. Es donde verdaderamente marca la diferencia, pero no lo tendrán todos los clientes, solo aquellos que estén dispuestos a pagar más y tener un aparato de gran pantalla.

El iPhone 7 ha estrenado un nuevo color. Se esperaba un modelo azul marino que no llegó, pero a cambio sacaron el Jet Black, con larga lista de espera, hasta bien entrado octubre. Se trata de un negro brillante, mucho más pulido. Todo un guiño a los inicios, al primer iPhone que llegó a España. Entonces no se llamaba así el color, pero tenía un acabado similar, aunque no está hecho del mismo material. El actual es mucho más resistente. Apple ha advertido que este acabado pulido puede rayarse, que lo hará con más facilidad que el resto de colores.

iphone-7-bateria-7-04-whr-rumores.jpg

Uno de los aspectos mejorables es iCloud y la transición habitual de un iPhone anterior al nuevo. El proceso, además de farragoso, sigue creando cierta incertidumbre con respecto al tiempo restante o si la mudanza de datos se hizo con éxito.

Vista del nuevo iPhone7 y los nuevos Apple AirPods.ampliar foto
Vista del nuevo iPhone7 y los nuevos Apple AirPods. MONICA DAVEY EFE
Entre de las sorpresas, más allá de la cámara, dos detalles: la batería, que es mucho más duradera, y el sonido. Los altavoces son estéreo, más nítidos y más potentes. De acuerdo, no es discreto usarlos, pero se puede compartir música con amigos o disfrutar de una película con un sonido mucho más limpio.

Apple ha acometido algunos cambios que van a provocar que el resto de fabricantes suban un peldaño. Sucede con cada nueva versión. Lo que para Apple es un extra, poco a poco a se convierte en una obligación para los demás.

Va a ser muy difícil que los próximos teléfonos de gama alta salgan sin resistencia a agua y polvo, sin un almacenamiento inferior a 32 gigas, el nuevo mínimo en el universo de la manzana.

Sí, es cierto que tanto Sony como Samsung sacaron terminales resistentes hace más de un año. También lo es que tras demasiadas quejas de los consumidores dieron un paso atrás. En sus últimos terminales han bajado las expectativas en este aspecto, pero no lo publicitan como un hecho diferencial, ni la resistencia es tan alta como en la primera versión. Ambos fabricantes asiáticos han mantenido el conector de auriculares.

Uno de los aspectos mejorables es iCloud y la transición habitual de un iPhone anterior al nuevo. El proceso, además de farragoso, sigue creando cierta incertidumbre
Regístrate y gana un iPhone 7

Es muy probable que otros fabricantes ofrezcan batería más duradera, mejor resistencia, un procesador con mejor antena, pero es muy complicado con una cámara tan impactante, sobre todo en el caso del Plus y su sistema doble. El iPhone 7 no se puede comparar punto a punto con los otros modelos de gama alta. De hecho, sería muy complicado dado que usan sistemas operativos distintos y el de Apple es propietario y único para sus aparatos, pero el conjunto es difícilmente superable. Apple consigue crear una experiencia sólida, con aceso más claro a la información importante gracias a las mejoras de iOS 10.

¿Cuál comprar? La diferencia de ła cámara del iPhone 7 Plus es argumento suficiente para pagar un poco más y tener una experiencia mucho más rica y creativa. El iPhone sale a la venta el próximo viernes día 16. El modelo más modesto costará 649 dólares en Estados Unidos y 769 euros en España. El iPhone 7 Plus comienza en 769 dólares en Estados Unidos y 909 euros en España.